13/01/2011

Durante el último año

Mari Luz Rodríguez destaca que el sistema de formación para el empleo llegó a 5 millones de trabajadores

    Topic:
  • Inclusión

13 ene 2011. La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha asegurado hoy que, durante el último ejercicio, el sistema de formación para el empleo llegó a 5 millones de trabajadores y trabajadoras, tanto personas ocupadas como desempleadas.

Rodríguez se ha expresado así durante la inauguración de la jornada "La formación: la política de empleo clave", organizada por la Fundación Élogos, donde ha indicado que "la formación es el elemento estratégico de salida de la crisis, pero también para la conformación de un nuevo modelo económico y productivo para nuestro país".

En este sentido, ha otorgado un papel fundamental a la formación dentro de la reforma de políticas activas de empleo en la que está trabajando el Gobierno y cuyos ejes principales ha repasado en su intervención.

A ese respecto, ha apuntado que la reflexión que ha de hacerse dentro de la reforma de las políticas activas de empleo en relación con la formación "no debe hacerse con una visión cortoplacista", porque "si bien tenemos la urgencia de más de 4 millones de personas en situación de desempleo a las que tenemos que atender y preparar para que puedan encontrar un empleo, hay que diseñar políticas de preparación de trabajadores de cara al futuro posterior a la crisis".

Mari Luz Rodríguez ha afirmado que esa reflexión debe tener en cuenta la conformación de nuevos sectores de actividad productiva, por los que todo indica que puede pasar el futuro "porque ya hoy, aun en plena crisis, ya están apuntando un crecimiento del empleo".

Del mismo modo, también ha reconocido que es preciso invertir la distribución de los fondos para formación de personas ocupadas y desempleadas, ya que "la situación del mercado de trabajo en este momento no es la misma que cuando se acordó el reparto actual".

Finalmente, la secretaria de Estado ha subrayado que la planificación de la acción formativa deberá plantearse en base a tres necesidades: la de las personas desempleadas y que estarán mejor detectadas a través de los itinerarios de inserción sociolaboral; las de las empresas; y las necesidades de cada territorio.

Related Assets

Related Assets