Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. Raúl Gil

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Entrevista

Raúl Gil

"En el deseo de volver, prima lo personal sobre lo profesional"

Raúl Gil, fundador de Volvemos.org

Raúl Gil, Santoña 1975, defiende que emigrar tiene mucho de valentía para cambiar y poner en marcha un nuevo proyecto de vida. Una experiencia que Gil, junto con dos amigos que también han vivido la emigración, ha convertido en una asociación que ayuda a los emigrantes españoles a retornar. La idea surgió en Berlín, en la terraza de una cervecería. "Una tarde de julio de 2015, quedé con mi amigo Diego Ruíz del Árbol. Yo me trasladaba a Madrid, para trabajar en una editorial, y él, tras 10 años en Alemania, también había decidido retornar. Coincidimos en que muchos españoles querían hacer lo mismo y que nuestra experiencia les podía ayudar a conseguirlo. Así nació nuestro proyecto. Ese mismo día le pusimos nombre, Volvemos, y registramos el dominio en internet."

¿Por qué emigró?

Durante mucho tiempo estuve participando en política. Con 27 años, fui director general de Juventud en el Gobierno de Cantabria y he tenido diferentes responsabilidades, en las que pude experimentar lo mejor y lo peor de la política. En el Congreso del PSOE de 2012, en el que competían por la secretaría general Alfredo Pérez Rubalcaba y Carmen Chacón, yo defendía la candidatura de Carmen. Hacía tiempo que no me encontraba a gusto en la política, pero la derrota de Carmen fue la señal definitiva y decidí que era el momento de dar un nuevo rumbo a mi vida. A los pocos días me fui a Alemania.

¿Eligió Berlín por algo en especial?

El verano anterior había estado allí, de turismo, y me encantó. Fui sin saber una palabra de alemán. No fue fácil, los inviernos en Alemania son muy duros e irse a un país sin conocer el idioma es algo que no recomiendo a nadie. Al principio solo encontré minijobs –una tienda de vinos, una sala de conciertos, una librería…- el tipo de trabajo en el que empiezan los españoles que van allí sin un contrato de ingeniero. Ganaba 400 euros al mes, pero, afortunadamente, tenía unos ahorros y pude sobrevivir mientras aprendía la lengua.

¿Tuvo ayuda durante ese periodo?

Trabajar en La Rayuela, que era una librería de español, me permitió relacionarme con la comunidad hispanohablante. Además, soy del Barça y acudía a la sede de su peña en Berlín para ver los partidos. Es uno de los principales puntos de encuentro de españoles la ciudad, a veces nos juntábamos más de 400 personas para verlos jugar. Eso me ayudó mucho. Más tarde, conocí a Cristina Faraco, que lleva más de veinte años en Alemania y dirige La Red, una asociación que apoya a los emigrantes españoles que llegan a Alemania, ayudándoles en su integración social y laboral. Ella me ofreció trabajar en su equipo y mi situación profesional cambió por completo. Tenía un buen trabajo y podía ayudar a la gente.

Cristina reconoció lo que sabía hacer. Nos veíamos una vez al mes, consensuábamos objetivos, el plan de trabajo y, a partir de ahí, actuaba con plena autonomía. Eso me hizo ser más responsable con el proyecto y más productivo en mis gestiones.

Si las cosas le empezaban a ir bien en Berlín, ¿por qué volvió a España?

La mayoría de los emigrantes queremos volver. Principalmente por motivos personales, por estar cerca de la familia y los amigos. Aunque, evidentemente, el tema laboral también es muy importante, porque uno no vuelve para sentarse en un banco.

Yo estaba muy bien en Berlín, pero coincidiendo con la idea de poner en marcha Volvemos, la editorial Libros.com -en la que había publicado un libro, Con tinta roja, sobre mi experiencia en el PSOE- decidió abrir oficinas en Madrid y me ofreció llevarles la comunicación y las campañas de crowdfunding. Les dije que sí. Volvemos era ya mi prioridad y estar físicamente en España ayudaba mucho a ponerlo en marcha.

Pero ahora ha vuelto a fijar su residencia en Berlín.

Sí. Este mismo mes he vuelto a vivir en Berlín, porque mi pareja, Flor, con quien me reencontré en una actividad organizada por Volvemos, vive hace diez años en la capital de Alemania. Volvemos ya está a pleno funcionamiento, buena parte de mis tareas las puedo hacer on-line, y tengo previsto trabajar una semana al mes en España. Estoy acostumbrado, porque durante el último año he estado viajando constantemente entre Berlín y Madrid. Aunque ambos aspectos son importantes, para elegir mi lugar de residencia ha primado lo emocional sobre lo profesional, igual que en el deseo de volver que tienen los emigrantes españoles.

UNA PUERTA PARA EL RETORNO

¿Cuántas veces hablan los emigrantes de volver a España, de trabajar en nuestro país, de lo difícil que es encontrar ayudas…? Seguramente sea uno de los temas más recurrentes. También para Raúl y Diego.

Pero ellos hicieron algo más que compartir sus deseos. Se dieron cuenta de que su propia experiencia podía ser muy útil para otros españoles que quisieran regresar. Así, heredando el espíritu de las asociaciones de la emigración clásica, nació Volvemos.org. "La experiencia en comunicación y en la Administración que me había dado la política, afirma Raúl, se complementaba perfectamente con el conocimiento de la tecnología y la capacidad para desarrollar portales de internet que tiene Diego, que es ingeniero informático". Sabían darse a conocer y llegar a los emigrantes; pero les faltaba una "tercera pata" para poner en marcha su iniciativa: el conocimiento del mercado laboral español.

Lo solucionaron enseguida. "El mismo día que creamos Volvemos, recuerda, Diego me habló de Sebastien Sanz; un francés, biznieto de inmigrante aragonés, que vive desde hace años en España y que había fundado la consultora de recursos humanos Ayova. Contactamos con él y desde el primer momento se sumó al proyecto."

Sobre esos tres pilares se fundó Volvemos. En 4 años de actividad, cuenta con una comunidad de 12.000 españoles que quieren volver y más de 500 empresas han recurrido a ellos buscando profesionales con experiencia internacional. "Hemos contribuido a que más de 1.100 españoles retornen en buenas condiciones. Somos una entidad sin ánimo de lucro. Trabajamos, con administraciones y empresas, para dar servicio a los emigrantes, reduciendo las barreras administrativas y laborales que encuentran en su camino de vuelta a casa. Gracias a esta actividad, podemos ofrecer buenas condiciones laborales al equipo que trabaja con nosotros y, así, predicamos con el ejemplo."

Hoy son 7 las personas que trabajan en Volvemos. "No ha sido fácil", rememora Raúl, "al principio nadie se interesaba por el retorno. Afortunadamente, a finales de 2016, el Ayuntamiento de Valladolid nos pidió organizar un evento sobre retorno de emigrantes". A partir de ahí, las cosas empezaron a funcionar. De momento, ya han realizado trabajos para 13 administraciones públicas y ahora están volcados en la puesta en marcha del Plan Retorno a España que aprobó el Gobierno central, en marzo de 2019, con el lema "Un país para volver".

J.A GARCÍA BRUNETE

FOTOS: TONY MAGÁN

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter