Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. Frente hispano-marroquí contra la inmigración ilegal

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Panorama

Frente hispano-marroquí contra la inmigración ilegal

Por su situación geográfica, con fronteras compartidas, la colaboración hispano marroquí es un elemento esencial para abordar los retos en materia de seguridad y flujos migratorios.

Parte de la representación española encabezada por la secretaria de Estado, Consuelo Rumí.

España quiere una inmigración segura, ordena y regular, bajo los principios fijados el pasado año en la Cumbre de Marrakech. Conseguirla pasa por mantener una estrecha cooperación bilateral con Marruecos, país con el que comparte fronteras y que, en palabras de la Secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, “es un socio privilegiado e indispensable para España. Tenemos unas relaciones fructíferas y agradecemos su apoyo y esfuerzo en estas materias”.

Ambos países comparten objetivos y los contactos son permanentes. Y eso da resultados. La XIX reunión del Grupo Permanente Hispano-Marroquí sobre Inmigración, celebrada este mes de septiembre en Madrid ha permitido constatar, una vez más, los buenos datos que arrojan los proyectos conjuntos puestos en marcha entre ambos estados.

Es lo que ha ocurrido este año, por ejemplo, con la campaña para la recogida de “frutos rojos” en la provincia de Huelva. El programa de contrataciones en origen puesto en marcha por el ejecutivo español, en colaboración con el gobierno de Rabat, para establecer una vía legal de llegada de trabajadores extranjeros ha permitido que este año hayan sido más de 14.000 los marroquíes que han participado de forma normalizada en estas tareas.

Esta cifra triplica la de hace 2 años y ambos gobiernos se han comprometido a estudiar la aplicación de estas contrataciones en origen en otros sectores de la economía española, como la hostelería, la construcción o el transporte que también demandan mano de obra extranjera.

Para Rumí, en el tema de la inmigración es “esencial la colaboración entre los países de origen, los de tránsito y los de destino. Tenemos que poner en marcha proyectos que, gracias a su buen funcionamiento, supongan un freno a la inmigración ilegal”. En esta línea, la Secretaria de Estado destacó el programa “Generaciones Jóvenes Agentes del Cambio” que cuenta con financiación europea y que permitirá a 100 postgraduados marroquíes continuar su formación en universidades españolas, en materias y sectores claves para Marruecos, con el compromiso de que regresar a su país, una vez finalizados los estudios, y poner allí en marcha proyectos de desarrollo social y económico.

Inmigración ilegal

Por su parte, la Secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, ha hecho pública la satisfacción del Gobierno Español por el grado de cooperación en materia de seguridad que mantienen ambos gobiernos. “Nos enfrentamos a amenazas globales, transfronterizas, como el terrorismo o el tráfico ilegal de personas. Es imprescindible contar con canales fluidos de información y colaboración entre nuestros países para combatirlos”.

En esta línea, Botella destacó el compromiso de Marruecos para controlar los flujos migratorios irregulares. Según los datos del Ministerio del Interior, la colaboración entre España y Marruecos ha permitido reducir el número de llegadas irregulares totales a España un 46,9% entre el 1 de enero y el 22 de septiembre de 2019, en relación con el mismo periodo de 2018. En el caso de las llegadas por vía marítima la disminución ha sido de un 51,3%. Además, según los datos aportados por la delegación marroquí, los medios de salvamento marítimo del gobierno alauí ha permitido rescatar a 10.700 personas en los 9 primeros meses de este año.

La relación entre España y Marruecos, la cooperación entre sus fuerzas de seguridad y el intercambio de información entre ambos Gobiernos son “un modelo a seguir y una pieza importante en la construcción de la política migratoria europea”, señaló la Secretaria de Estado. Botella confirmó que el Gobierno español está trabajando en el seno de la UE para conseguir que se incrementen las partidas económicas de apoyo a Marruecos en sus actuaciones para controlar los flujos migratorios y luchar contra el tráfico ilegal de personas.

Además de este esfuerzo comunitario, el Gobierno español mantendrá, según Botella, sus propias partidas presupuestarias de apoyo a Marruecos. En agosto de este mismo año, el Consejo de Ministros aprobó apoyar, con una partida de 32’3 millones de euros, el despliegue realizado por la fuerzas de seguridad marroquí para luchar contra la inmigración irregular, que se sumó a los 26 millones de euros aprobados en julio para suministrar vehículos al Ministerio de Interior de Marruecos.

Amistad marroquí

La delegación marroquí, en este Grupo Permanente, ha estado encabezada por el director de las Migraciones y de la Vigilancia de Fronteras del Reino de Marruecos, que puso de manifiesto la satisfacción de su país por los resultados que está dando la colaboración con España en estas materias. “En el Gobierno de Marruecos vais a encontrar un amigo” aseguró Zerouali a las dirigentes españolas, con las que abordó nuevas iniciativas para mejorar la coordinación entre la Guardia Real marroquí y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado español en su lucha contra las redes ilegales de tráfico de inmigrantes.

También mostró la disposición del reino alauita por poner en marcha medidas que mejoren la seguridad e impidan los “saltos” que sufren las vallas de Ceuta y Melilla y pongan freno a las nuevas “rutas” que puedan establecer las mafias de la inmigración.

Igualmente, Zeroauli ratificó el compromiso de su gobierno para seguir colaborando en el impulso y consolidación de canales seguros de inmigración legal, que permitan a los trabajadores marroquís venir de forma legal a España y que algunos de sus postgraduados puedan completar su formación en universidades de la península.

J.A GARCIA BRUNETE

Foto: Tony Magán

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter