Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. Las reinas de Europa

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Deportes

Las reinas de Europa

La selección española femenina de baloncesto se corona campeona de Europa renovando el título de 2017

Imagen de las Campeonas de Europa

Las campeonas exultantes

Este es ya un equipo de leyenda: campeonas de Europa en 2017 y 2019, segundas en el ranking mundial tras las inasequibles estadounidenses y eso que le faltaban dos de su figuras: Sancho Lyttle y Alba Torrens.

Es un equipo técnicamente sobresaliente –con la excepción hasta ahora del tiro exterior- y que además aporta hambre, corazón y ambición. Son una piña entre los 39 años de Laia Palau y los 24 de Astou Ndour. Cinco de las doce seleccionadas juegan en equipos extranjeros: Marta Xargay y Anna Cruz en el Dynamo Kursk ruso, Cristina Ouviña en el USK Praha checo, Astou Ndour en el Chicago Sky estadounidense y Laura Nicholls en el Nadezha Oremburg ruso.

En el banquillo un veterano, filósofo del baloncesto, Lucas Mondelo, que tiene la teoría, casi siempre cumplida, de que si España alcanza los setenta puntos gana. La final, contra una Francia a la que se le atraganta España, acabó 86-66, veinte arriba con una actuación estelar de la alero gerundense Marta Xargay que anotó 23 puntos y entro al final en el cinco ideal del campeonato, ya había hecho 32 puntos contra Ucrania.

Pero el personaje esencial de este equipo es la veteranísima base Laia Palau, que se había retirado de la selección pero volvió, 39 años, 278 partidos internacionales y un prodigio de inteligencia y técnica en la cancha y una líder natural.

La MVP (Jugadora más valorada) del campeonato fue la española de origen senegalés Astou Ndour, una pivot de 1,98 que acaba de cumplir 25 años y que tiene una progresión meteórica desde que llegó a Las Palmas con catorce años y no aguantaba los entrenamientos porque estaba anémica. Hoy juega en la WNBA (la liga femenina estadounidense) donde ha sido la jugadora más joven en debutar con 19 años, antes había pasado por la liga turca y la italiana.

El partido final contra Francia no fue lo sencillo que puede indicar el tanteo (86-66). España salió a morder y acabó el primer cuarto con 32-21 a favor, gracias a seis triples de ocho intentados, algo que no esperaban las francesas sabedoras de las carencias precedentes en tiro exterior de las españolas. Otra clave fue controlar a las estrellas francesas Marine Johannes, que no tuvo su día y a Sandrine Gruda, que aun así hizo 18 puntos.

La selección española con el oro europeo al cuello (y van cuatro) ya tiene en mente el próximo reto: los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 y allí estará su principal bestia negra: Estados Unidos.

C. Piera

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter