Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. Historia, cultura y arte hispánicos en México

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Entrevista

Historia, cultura y arte hispánicos en México

Entrevista con Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes de México

Miguel Fernández Félix

La Hispanic Society of America es la colección de arte y biblioteca de investigación del estudio de las artes y cultura de España, Latinoamérica y Portugal más amplia y de mayor importancia fuera de España; fue fundada en 1908 en Nueva York por el filántropo, hispanista, arqueólogo y bibliófilo Archer Milton Huntington después de haber viajado a la Ciudad de México en 1889, experiencia que lo haría enamorarse perdidamente del idioma y de la magnitud de la cultura hispánica.

Desde hace un poco más de un año, la Hispanic Society comenzó con los trabajos de ampliación y renovación del edificio en Manhattan, Nueva York para festejar el centenario de la creación de la institución, y aprovecharon para seleccionar de 200 importantes obras que pudieran viajar a un par de grandes museos del mundo: El Museo del Prado en 2017 y el Museo del Palacio de Bellas Artes en 2018.

Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México habla sobre la importancia de la cultura y el arte hispánicos a partir de dicha exposición que sus comisarios han titulado apropiadamente Tesoros de la Hispanic Society.

“Lucienne Breval como Carmen” Ignacio Zuloaga (1908)

“Lucienne Breval como Carmen” Ignacio Zuloaga (1908)

Esta colección y sus piezas tienen una gran trascendencia en la historia del arte español, ¿es la magnitud de su importancia la misma para los latinoamericanos o iberoamericanos y para el Museo del Palacio de Bellas Artes?
Para nosotros tener esta gran exposición tiene varios significados, primero, como tú lo dices, va enmarcado a la visión del propio Museo del Palacio de Bellas Artes que es -para quien no lo sabe- el primer museo de arte del país y nace en 1934. Desde entonces, las 1200 exposiciones que el Palacio ha albergado, marcan un derrotero hacia el arte universal, en estos hilos de memoria artística también es muy importante la construcción de la identidad iberoamericana, por lo que recibir esta exposición nos pareció una enorme oportunidad.
Ya previamente parte de esta colección de arte español se había presentado en el Museo Nacional de Arte (del que Fernández Félix fue director hasta 2013) con una muestra que se llamó Luz de España y que se focalizó sobre todo a la pintura del siglo XIX y siglo XX. Ahora tuvimos oportunidad de mostrar más de 5 mil años de cultura en los 5 ejes de la exposición: la España antigua, la España islámica, la España medieval, los Siglos de Oro y la España moderna nos dieron un abanico muy amplio de cómo una colección fuera de España y de México -por las obras novohispanas y mexicanas que se presentan- han tenido una repercusión tan importante además de considerar que el principal incentivo sobre el cual se fundó la colección fue un impulso y un espíritu de investigación de Archer Huntington que creemos que es realmente fantástico.
 

“Idilio en el mar” Joaquín Sorolla (1908)

“Idilio en el mar” Joaquín Sorolla (1908)

¿Qué retos presenta recibir esta exposición que estuvo antes en el Museo del Prado, cuánto tiempo lleva su planeación? ¿Es exactamente la misma que se pudo ver en Madrid?
El corpus de la muestra es exactamente igual al que se tuvo en Madrid, nosotros tuvimos oportunidad de agregar y realzar –gracias a Mitchell A. Codding, Director General y Philippe de Montebello, Presidente de la Hispanic Society- obras de arte mexicano o novohispano, incluyendo temática que tiene que ver con Sor Juana, Sigüenza; algunas obras importantes de artistas donde les dimos más relevancia como Alonso Cano y Sebastián López de Arteaga o que profundizamos el arte popular con bateas de Peribán, Michoacán.
Con respecto al tiempo de planeación: el proyecto curatorial original nació desde la Hispanic Society por lo que habría que calcularlo aparte, nosotros participamos colateralmente en la curaduría pero este tipo de proyectos pueden durar desde 4 o 5 años previos para formar realmente una gran exposición; y desde el Palacio de Bellas Artes para muestras internacionales nuestro mínimo podrían ser entre tres, tres años y medio (y ya estamos muy justos) para generar exposiciones de esta envergadura porque no sólo se trata de crear un guión curatorial, también es un guión de mediación, es un guión de difusión, es un guión para publicaciones que se entrelazan para generar una exposición.
Además de todo esto tuvimos que hacer el montaje en tiempo récord, lo hicimos en 4 semanas que es todo un acontecimiento.

Por último ¿Qué nos puede contar de Arabella D. Huntington, madre de Archer?
La madre de Archer Huntington fue un personaje maravilloso, fundamental y básico para la existencia de la Hispanic Society. Archer de hecho le consulta su idea incipiente de hacer un museo de arte hispánico y es ella quien hace que piezas importantes desde las obras de Velázquez o del propio Goya puedan llegar a la colección e influye mucho a su hijo; Arabella misma era coleccionista y buena parte de su colección terminó en el Met Museum, fue una mujer que se insertó desde muy joven como coleccionista de arte europeo y su hijo le tenía un respeto enorme.Cuando Archer tenía 12 años viaja a Londres y visita por primera vez la National Gallery y escribe a su madre “No hay cosa más bella que estar en un museo hasta que se apaguen las luces, cómo me gustaría vivir en un museo”, sus padres le impulsaron a hacer lo que su espíritu le dictaba porque a finales del siglo XIX, en sus círculos sociales no existía una tradición de coleccionismo de arte español al que se veía en decadencia. Esto formó el espíritu de Archer para rescatar e investigar la cultura hispánica y crear la Hispanic Society que al día de hoy se sigue expandiendo con arte novohispano y latinoamericano.

Gabriela Mosqueda

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter