Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. El esplendor de tres culturas

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Comer y viajar

El esplendor de tres culturas

Zorita de los Canes es una localidad alcarreña con más historia que habitantes y que atesora la herencia de las tres culturas que dominaron en lo que hoy llamamos España

entrada al pueblo

Al sur de la provincia de Guadalajara y a orillas del Tajo se encuentra Zorita de los Canes, una pequeña localidad alcarreña que oficialmente tiene 69 habitantes. Remontando el río y en lo alto de una ladera, a poco más de un kilómetro de Zorita, se encuentran las ruinas de Recópolis. Entre ambos asentamientos suman quince siglos de historia y recuerdos de tres culturas: la visigoda, la árabe de los Omeya y la cristiana.

casa tipica

El Rey Leovigildo unificó gran parte de la antigua Hispania de los romanos y para celebrarlo, en el año 578 mandó erigir Recópolis en honor de su hijo, que reinaría con el nombre de Recaredo y convertiría el cristianismo en religión oficial.

Vista del castillo

Vistas del castillo

Las 33 hectáreas de Recópolis albergaron un inmenso palacio, una basílica de tamaño descomunal para la época y hasta una avenida de comercios y talleres, junto a numerosas viviendas. De todo ello hoy quedan unos notables restos que conforman el Parque Arqueológico, que mantiene bastante actividad cultural a través de un centro de interpretación y museo. Pero Recópolis fue decayendo, hasta la llegada de los árabes, que la ocuparon y luego aprovecharon sus piedras para construir en otro cerro cercano una alcazaba y una medina, que actualmente es Zorita de los Canes.

calle principal

La alcazaba se convirtió en castillo y el rey cristiano Alfonso VIII se hizo con él en el siglo XII, dejándolo en manos de la Orden de Calatrava, que lo fue ampliando, no así el pueblito que recoge al pie de sus murallas, hasta bien entrado el siglo XVI.

Restos de la Basílica visigótica de Recópolis

Restos de la Basílica visigótica de Recópolis

Recópolis, Zorita de los Canes y su castillo salieron de la historia en 1545, año en que el Tajo embravecido se llevó el gran puente que lo cruzaba y que nunca fue reconstruido. Este rincón de la Alcarria se apagó hasta entrado el siglo XX, cuando el Gobierno de la República declaró el castillo Monumento de Interés Cultural en 1931, Camilo José Cela, el futuro Premio Nobel, dedicó unos párrafos a Zorita en su archifamoso “Viaje a la Alcarria” de 1946 y ya en nuestros días, con la creación del Parque Arqueológico de Recópolis y la reconstrucción del castillo por las autoridades de Castilla – La Mancha.

Hoy es un placer aprender lo que fue el lugar en el centro para visitantes, caminar sin prisas entre los cimientos que pisó Recaredo, imaginar la transformación de la basílica visigoda en iglesia y luego en ermita, imaginar el palacio en su esplendor, hacer por una senda medieval el recorrido de las piedras que erigieron el castillo, asombrarse ante la magnitud de una fortaleza que nunca fue asediada ni conquistada, admirar el amplio meandro del Tajo y las huertas colindantes, pasear por la medina de Zorita, por sus callejuelas y su iglesia románica y acercarse al recientemente inaugurado parque fluvial, una iniciativa que ya contribuye a potenciar el turismo en esta comarca, maltratada por el desempleo y acosada por la despoblación.

Horacio Oliveira 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter