Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. Centro asturiano en Buenos Aires

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Españoles en el mundo

Centro asturiano en Buenos Aires

La historia del Centro Asturiano en Buenos Aires comienza el 23 de febrero de 1913, fecha de su fundación. Durante años posteriores se mudaría a diferentes sedes dentro de la ciudad

salon principal

En septiembre de 1927 se coloca la piedra fundamental, traída de Covadonga en el actual edificio de la calle Solís, siendo sus padrinos el Príncipe de Asturias y la infanta Beatriz. La inauguración oficial de la sede tuvo lugar el 7 de septiembre de 1929.

En esta antigua casona funcionan las oficinas administrativas en su planta baja, un amplio hall y un salón principal llamado "Alejandro Casona". En el primer piso se encuentra la biblioteca de acceso gratuito para socios y público en general, en el segundo piso un salón para fiestas y otro salón pequeño para diferentes actividades. En el tercer piso un gran restaurante con especialidades gastronómicas.

Josefa (hija de gallegos) oficia de guía en las visitas a esta institución. Comienza su encuentro con los visitantes preguntando si hay asturianos o descendientes y si han viajado a Asturias. Y luego cuenta algunos secretos bien interesantes con respecto a la construcción de cemento armado, novedad para la época y el especial diseño en su arquitectura.

Este edificio se destaca por su frente que es copia exacta del frente de la Universidad de Salamanca. La escalinata central que desemboca en el amplio hall es copia de la escalinata de la Catedral de Burgos, con diferencia que esta última tiene toda su mampostería revestida en oro.

centro social

También se encuentra allí una réplica de la Virgen de Covadonga, y una copia en miniatura de la lámpara del salón principal. En este Salón Teatro está la gran lámpara donada por el Centro Asturiano de Cuba, de gran tamaño, hecha de hierro forjado.

El teatro tiene capacidad para 450 personas sentadas en butacas. El escenario tiene un sistema por el cual se baja a diferente nivel, basado en un engranaje con un motor que hace bajar sinfines de columnas de cemento donde el peso se apoya, quedando inclinado. Hay tres escenarios con este sistema funcionando en Buenos Aires (uno de los salones del Teatro Colón, y el del Cervantes, además del escenario de este centro)

En el primer piso funciona la biblioteca, con gran cantidad de ejemplares, el salón de los Presidentes, con una foto de cada uno de los presidentes de la institución desde su fundación, y en el hall vitrinas con objetos típicos, medallas y premios. En breve el Centro Asturiano de Bs As recibirá una medalla de oro por tener más de cien años de existencia, junto a otros centros del país (Rosario, Santa Fe, Mar del Plata, Necochea) entre otros.

biblioteca

Por último, en el tercer piso funciona un amplio restaurante con variedad gastronómica, especialidades asturianas en mariscos y la famosa sidra tirada. Josefa cuenta que esta sidra es jugo de manzana fermentado que se destaca por una forma especial de ser tirada (pegando en el borde del vaso para producir burbujitas)

En la sede social se desarrollan diferentes actividades culturales y de capacitación. Aquí se reúne el Grupo Coral Covadonga, el Conjunto de Danzas Pelayo, el Conjunto Infantil Covadonga y la Banda de Gaitas.

En 1936 se compraron terrenos en la localidad de Vicente López, luego otra propiedad anexa y la concesión de tierras que permitieron en 1977 inaugurar el "Campo de Deportes Asturias" con un amplio estacionamiento e instalaciones deportivas y de recreación.

Hoy la sede social se mantiene con ingresos de la cuota social y de alquileres. Actualmente tiene aproximadamente 2.500 socios que siguen nucleándose especialmente en sus fiestas anuales, en el aniversario del centro y en el festejo de Covadonga, donde se disfruta la típica fabada asturiana, preparada aquí en Argentina con alubias, chorizo colorado, morcilla asturiana, panceta, jamón cortado y todo el amor por la tierra asturiana.

Texto y fotos: Silvina Di Caudo 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter