Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Portal Carta de España. ¿Nacionalizarse británico puede costar 1.300 libras¿

Logotipo de Carta de España Online

Carta de España Online. Españoles en el mundo

“Nacionalizarse británico puede costar 1.300 libras”

David Casarejos, presidente del Consejo de Residentes del Norte del Reino Unido (CREENUK), que se constituyó hace algo más de un año

Casarejos

Natural de Valladolid, lleva ya unos cuantos años en el Reino Unido, en Leeds. Junto con otros expatriados se movilizaron para que volviese a haber un CRE activo en el Reino Unido. Batallan con la educación de sus hijos y con las inquietudes sobre el “Brexit”.

¿Qué balance hace de este primer año de funcionamiento del CRE?
Creo que es el momento adecuado para haber sacado un Consejo de Residentes en el norte del Reino Unido. Hay muchas necesidades de tener una representación en el consulado y la embajada y el CRE está trabajando –aparte del tema del “Brexit”- en otras áreas que nunca antes se habían cubierto, como por ejemplo la educación. Vamos a abrir escuelas suplementarias en Leeds y en Newcastle, creo que la gente está reaccionando bien, pero ciertamente hay un gran desconocimiento, estamos viendo que si ahora hubiéramos tenido que conseguir avales hubiera sido más fácil porque tras un año la gente ya sabe lo que podemos hacer y la población comprende que es necesario. Es importante decir que el Londres no hay CRE, pero estamos siendo muy flexibles a la hora de tratar de trabajar en el sur, tratando también de ayudar a la creación de un CRE en el sur del Reino Unido.

¿Las clases suplementarias que planteáis tienen semejanza con las Aulas de Lengua y Cultura Española (ALCE)?
Entre Londres y Edimburgo hay más de 2.400 niños que están utilizando aulas ALCE. El problema es que debido a la falta de Consejos de Residentes en el norte del Reino Unido, tanto en Manchester cuando había consulado hasta 2011 como en Edimburgo, es que nunca antes agrupaciones de padres se han formado y trabajado en pos de la consecución de unas Aulas ALCE. El CRE, una vez conocido el ejemplo de las compañeras de Dublín, el trabajo de Leticia Medina y Karmele Matellán, decidimos que necesitábamos conseguir Aulas ALCE en el norte del Reino Unido, especialmente ahora que tenemos el número de familias y de niños que se han mudado a vivir a estas zonas.

Casarejos en una reunión

¿Cómo acometéis la creación de las Aulas ALCE?
El planteamiento que tenemos para las aulas ALCE está estructurado paso a paso. Sabemos que necesitamos ciertos requisitos, uno de ellos un censo de todos los niños residentes en las regiones que tratamos de cubrir, pero muy importante también tratar de probar a las instituciones españolas que ya estamos trabajando en pro de la consecución de unas ALCE o que estamos interesados en la educación de nuestros hijos y para esto es muy importante conseguir la apertura de aulas suplementarias, que serán regidas por la legislación británica, forman parte del National Research Center for Suplementary Education, que es una institución del gobierno británico y que hemos notado que comunidades como la francesa, la alemana o la polaca tienen ese tipo de escuelas, por ejemplo en mi ciudad, en Leeds. Y comunidades como la suajili o la coreana también, pero la española no ha tenido nunca estas clases suplementarias. Estas clases se están creando como asociaciones sin ánimo de lucro e impulsadas por agrupaciones de padres y estamos estableciendo políticas en cuanto a protección de datos, protección de menores, etc. Es un trabajo muy arduo y está llevando muchas semanas, pero con la gran participación de padres, mucho mayor que la participación en el CRE. Estamos cumpliendo las metas y los objetivos para poder abrir la primera escuela el próximo 25 de marzo en Leeds y después de Pascua en Newcastle. Seguirán otras ciudades como Liverpool y Manchester.

¿Cómo asimilan los españoles el asunto del “Brexit”?
El tema del “Brexit” es complejo. Hemos tenido muchas charlas, que hemos estado dando por toda la isla, estamos invitando a personal de la embajada como el consejero político, Juan Duarte o la consejera de Empleo y Seguridad Social, Reyes Zataraín. La gente está muy interesada, pero el problema que tenemos es que la información que podemos dar no puede ser completa porque no se ha firmado ningún acuerdo aún. No podemos decir que es lo que tienen que hacer, pero si podemos trabajar para que sepan lo que no necesitan hacer. Hubo un gran caos al principio del proceso, con un montón de gente tratando de obtener sus tarjetas de residencia permanente que parecía que iba a ser clave para permanecer en el Reino Unido pero luego nos dijeron que se iba a implantar otro procedimiento. Esto significa que la gente que ya había hecho gestiones fue una pérdida de tiempo.

El mensaje de la embajada y del CRE ha sido: “No hagáis nada hasta que no se formalice la situación”. Aun así hay situaciones entre los emigrantes españoles en el Reino Unido que son muy graves, como el de las mujeres u hombres casados con ciudadanos británicos, que por diversas razones no han trabajado y no han podido probar cinco años de trabajo continuo en el Reino Unido y esto les está impidiendo que puedan solicitar la tarjeta de residencia permanente, que es un primer paso para la nacionalización. Un problema añadido es que es una de las nacionalidades más caras de Europa y del mundo, con más 1.300 libras (1.488 €) de gasto.

Recientemente se ha hablado de proposiciones de supresión del voto rogado. ¿Qué le parece?
Me parece bien, pero el gran problema que yo veo en muchas proposiciones es que hay que ser mucho más específico. Todos estamos en contra del voto rogado, pero ¿que ponemos en su lugar? Muchas veces se ha hablado de voto electrónico, pero el voto electrónico en muchos lugares del mundo se ha demostrado que puede ser fraudulento y que no es la mejor opción. Creo que se tiene que llegar a un consenso sobre cuales son las mejores opciones. Si se quiere tener algún tipo de voto electrónico tendrá que ser auditado por alguna organización de ámbito internacional, no nacional, y que, evidentemente, sea una organización neutra. Hay un montón de vías a explorar para tratar de conseguir que los que estamos fuera podamos votar. Entre ellas la que más me gusta es la habilitación de una circunscripción exterior.

Carlos Piera
Fotos: Tony Magán 

  • Comparte esta noticia en:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter